21
Sáb, Oct

Oficio para Santísima Trinidad

Oficios
Typography

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Oficio para el Domingo de la Santísima Trinidad


Sígase el orden de los Oficios Matutino y Vespertino, con las variaciones siguientes:

Omítase la lectura de los Mandamientos por la mañana, y del Resumen de los Mandamientos por la tarde.

¶ La EXHORTACIÓN que precede a la Confesión de pecados, la misma del Oficio de Natividad.

¶ LAUDA propia:

    TRES son los que dan testimonio en el cielo. Aleluya.
    El Padre, el Verbo, y el Espíritu Santo. Aleluya. Aleluya.
    Y estos tres son uno. Aleluya. Aleluya. Aleluya. 
    Gloria y honor...

Después del Salmo 95 (o del Salmo 23, si es por la tarde), léase uno o los dos Salmos 135, 146.

¶ La primera Lección para la mañana es Isaías, VI. 1 a 8.

Y después de esta Lección, cántese o léase el Salmo 100.

¶ La segunda Lección es Efesios, IV. 1 a 16. Y después de esta lección, cántese el Te Deum.

¶ La Lección para la tarde es Mateo, III.

Y después de la Lección, cántese o léase el Salmo 100 o el Te Deum, a elección del Ministro.

¶ SUPLICACIÓN propia:

    OREMOS a la inmensa e inefable Trinidad, el Padre, y el Hijo, y el Espíritu Santo, y con toda suplicación roguemos a nuestro Dios, que dirija nuestra vida en las buenas obras, y después del tránsito por este mundo, nos otorgue el reposo eterno con los justos.
    R. Concédenos esto, Dios eterno y omnipotente.

¶ BENDICIÓN propia:

    BENDÍGANOS el Padre, que al principio creó todas las cosas por el Verbo.
    R. Amén.
    V. Bendíganos el Hijo, que descendió de la diestra del Padre para nuestra salud.
    R. Amén.
    V. Bendíganos el Espíritu Santo, que en el río Jordán reposó como paloma sobre Cristo.
    R. Amén.
    V. Por la misericordia, etc.—R. Amén.

¶ ANTÍFONA propia:

    ¿QUÉ Dios grande como el Dios nuestro? 
    Tú eres el Dios que obra maravillas.
    Tú hiciste notoria en los pueblos tu fortaleza; con tu brazo redimiste a tu pueblo.
    Gloria y honor...
 

Office for Trinity Sunday

handDespués del Sermón, dígase la ORACIÓN que sigue:

    DEMOS gracias al Señor.
    BENDITA y sacrosanta Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, nombre sublime e inefable, en el cual fuimos bautizados, y en el cual nos congregamos para el culto religioso, en comunión con la Iglesia Universal. Nosotros te adoramos, te bendecimos, te glorificamos con nuestros cuerpos, nuestras almas y nuestros espíritus.
    Te adoramos, oh Padre, Señor de cielos y tierra; y a ti, Verbo eterno, que al principio eras con Dios, y eras Dios, sin quien nada de lo que es hecho, fué hecho; que en la plenitud de los tiempos fuiste hecho carne, y habitaste entre nosotros, y manifestaste tu gloria, gloria como del Unigénito del Padre,. lleno de gracia y de verdad.
    Y puesto que es la voluntad de Dios, que todos los hombres honren al Hijo, como honran al Padre; nosotros te adoramos como el resplandor de la gloria del Padre y la imagen expresa de la Divinidad, uniéndonos así con los ángeles, a quienes fué ordenado que te adorasen. Rendímoste nuestro homenaje, oh Redentor, testigo fiel, primogénito de los muertos, Príncipe de los reyes de la tierra, confesando que tú eres el Cristo, el Señor, a la gloria de Dios Padre.
    Te adoramos a ti, oh Santo Espíritu, Consolador, a quien el Hijo ha enviado del Padre; Espíritu de Verdad, por cuya inspiración los santos varones de la antigüedad escribieron la Palabra para nuestra enseñanza; y que aun ahora nos enseñas todas las cosas, tomándolas de Jesús y haciéndonoslas manifiestas, para nuestro grande y perennal consuelo. A ti, que eres el Santificador, el Dador de Luz, el Consolador, sea la alabanza para siempre.
    Ahora, oh Santísimo, Dios uno y trino, dígnate aceptar estas alabanzas y acciones de gracias, como espiritual sacrificio que te ofrecemos. por medio de Jesús; y perdónanos todos los defectos que en este servicio hayamos cometido por causa de nuestras muchas fragilidades. Y a ti, oh Trinidad en Unidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, sea todo el honor y la gloria, por siempre jamás. — R. Amén.

 

 

 {jcomments on}