Sidebar

23
Vie, Jun
7 New Articles

LA SOCIEDAD TIENE ACTITUDES ECUMÉNICAS, LA DIFICULTAD ESTÁ EN INSTITUCIONES Y LÍDERES

Comunión Anglicana
Typography

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

“La sociedad tiene actitudes ecuménicas, la dificultad está en instituciones y líderes”, dice Presidente de la Comisión ecuménica de las iglesias Cristianas en la Argentina.

A días de comenzar la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos en parte del sur del mundo, que inicia este año en el domingo de Pentecostés, ALC entrevistó al Presidente de la Comisión ecuménica de las iglesias Cristianas en la argentina (CEICA), Obispo Frank de Nully Brown.

¿Cómo definiría la situación actual del ecumenismo en Argentina?

El caminar ecuménico en nuestro país tiene un recorrido que lleva muchos años. La Comisión ecuménica de las iglesias Cristianas en la argentina (CEICA) tiene casi 30 años de trabajo. Este organismo ecuménico es el único en nuestro país donde convergen tradiciones evangélicas históricas, pentecostales y las diferentes vertientes católicas, romana y ortodoxas. Existen múltiples organizaciones ecuménicas en nuestro país que trabajan en diferentes áreas de educación, servicio y promoción de derechos que son testimonio de la búsqueda de la unidad que nos es dada en Jesucristo.

¿Cuáles son las dificultades del día a día para el trabajo ecuménico?

Seguramente podemos mencionar diferentes dificultades que aparecen en este caminar, buscando juntos la unidad que es mandato de Jesús a sus discípulos. Señalaría algunas que aparecen con frecuencia

Prejuicios por falta de conocimiento real del otro.

Pensar que unidad significa uniformidad de pensamiento, cuando el desafío es buscar la unidad en medio de la diversidad que nos enriquece.

Creernos dueños de la verdad absoluta. Especialmente las posturas fundamentalistas que reducen todo a una sola mirada. La falta de una actitud de diálogo que es un ingrediente esencial para la construcción en común.

¿La sociedad argentina es ecuménica? ¿Por qué?

Me atrevería afirmar que la sociedad argentina tiene actitudes ecuménicas, se va abriendo a lo diverso, el respeto y la convivencia entre distintas tradiciones religiosas, es una virtud de la sociedad argentina. Tenemos pocos ejemplos de intolerancia y persecución con respecto a otras sociedades. La dificultad se encuentra en las instituciones religiosas o sus líderes que piensan en sus propios intereses.

Se ve en el papa Francisco una actitud de apertura y diálogo hacia el mundo ecuménico ¿Esa actitud del Papa es acompañada por la Iglesia Católica?

La actitud del actual Papa Francisco es digna de destacar. Una actitud ecuménica que desafía al diálogo no solo entre cristianos sino con todas las tradiciones religiosas en la búsqueda de la paz para todos y el cuidado de la creación. Actitud que también estuvo presente cuando ejerció su ministerio pastoral en la argentina. Ejemplos de “no apertura” seguramente lo encontramos no solo en la Iglesia católica sino también en las demás tradiciones cristianas. Necesitamos seguir trabajando en nuestras iglesias lo que significa una actitud ecuménica que va más allá de organismos ecuménicos que a veces olvidan su misión original.

Uno de los grandes debates de la sociedad actual es el rol de las mujeres y la lucha contra la violencia que sufren como colectivo. ¿Cómo ve Ud. el rol de las iglesias en ese aspecto? ¿Qué cree que pueden o deben aportar?

El rol de las mujeres no lleva el mismo proceso en todas las tradiciones cristianas. En este aspecto las iglesias evangélicas que más han avanzado son las llamadas del protestantismo histórico y que se han comprometido con la temática de violencia y un trato igualitario en las comunidades de Fe. Aunque no dudo que la condena a la violencia de género es unánime no solo de los cristianos sino de toda la sociedad argentina.

CEICA en su mensaje de Pascua de este año, consternados y alarmados por los femicidios que ocurren en nuestro país, dijo: “Conscientes del protagonismo y respeto por las mujeres que nace del Evangelio, estamos llamados a orar y actuar por el cese de la violencia y maltrato que atentan contra la dignidad de la mujer”.

A 500 años de la Reforma, con signos de

 unidad en las grandes estructuras pero con signos de intolerancia en muchos otros sitios ¿Llegar a la unidad es algo que ve posible o no?

 

La unidad es un desafío que tenemos por delante y nos debe movilizar a trabajar por ella. Creo que hemos avanzado en el diálogo y reconocernos como hermanos más allá de nuestras diferencias, pero falta un camino por recorrer. Me parece importante conmemorar los 500 años de la Reforma con actos ecuménicos que generaran la voluntad de caminar juntos.

Fuente: Equipo Ecuménico de Sabiñánigo