21
Sáb, Oct

Vaticano cancela viaje del Papa Francisco a Sudán del Sur al no garantizarse la seguridad.

Comunión Anglicana
Typography

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Viaje en el que el Papa Francisco iría acompañado por el Arzobispo de Canterbury, Justin Welby representante de la Iglesia Anglicana.

Uno de los viajes que el Papa Francisco tenía previsto realizar en los próximos meses de momento no se llevará a cabo. El portavoz del Vaticano, Greg Burke, informó hoy que Sudán del Sur, en África, queda borrado de la agenda del Pontífice debido a motivos de seguridad al no poderse garantizar unas mínimas condiciones.

El viaje no contaba aún con una fecha concreta, aunque el Vaticano preveía que se pudiera llevar a cabo entre octubre y noviembre. La intención era que el Santo Padre estuviese acompañado por el Arzobispo de Canterbury, Justin Welby, de la Iglesia anglicana.

Hace ya algunas semanas, una comitiva de la Santa Sede encargada de la organización de los viajes, se había trasladado a este país para estudiar la posibilidad de la visita. No obstante, los informes no favorables han hecho que quede suspendida.

Incluso los obispos del país en Visita ad limina en octubre de 2016 daban por cierto el viaje.

El conflicto en Sudán del Sur estalló en diciembre de 2013 después de que el Presidente sursudanés, Salva Kiir, de etnia dinka, acusara a su entonces Vicepresidente, Riek Machar, de la tribu nuer, de un intento de golpe de Estado.

A pesar de que ambas partes firmaron un acuerdo de paz en agosto de 2015, el conflicto se reanudó en julio de 2016 y desde entonces la violencia ha ido en aumento y ha degenerado en un conflicto de trasfondo étnico.

 

Además, la guerra ha provocado que crezca la situación de hambruna, algo que incluso el Papa Francisco denunció en un Ángelus. “Despiertan particular preocupación las dolorosas noticias que llegan del atormentado Sudán del Sur, donde a un conflicto fratricida se une una grave crisis alimentaria que afecta a la Región del Cuerno de África y que condena a la muerte por hambre a millones de personas, entre ellos a muchos niños”.